Cuarenta años de un periplo en camión vivienda por cuatro continentes

destacada

HACE CUARENTA AÑOS QUE SEIS JÓVENES SALIERON DE LA PLAZA MAYOR DE VIC EN UN CAMIÓN PEGASO EQUIPADO PARA DAR LA VUELTA AL MUNDO DURANTE TRES AÑOS.

El 26 de junio de 1976 salían de la plaza Mayor de Vic los expedicionarios de lo que nombraron la Operación Globo. Se trataba de seis jóvenes que lo dejaron todo para aventurarse a recorrer cuatro continentes en un camión de la marca Pegaso equipado al estilo de una autocaravana. Aunque finalmente no completaron el recorrido previsto, visitaron más de 50 países, desde Europa hasta Oriente Medio, el desierto de Arabia y el subcontinente indio, el sur-este asiático y Australia. Llegados hasta Japón viajaron en barco hasta América, recorriendo San Francisco y de allí hacia Canadá y Alaska, hasta llegar finalmente a Méjico y Panamá, dónde la primavera de 1979 dieron por terminado su largo viaje.

camio vic

Dos de los componentes de la expedición, Jordi Vila Riera y Jou Puigferrer Casases, eran empleados de AutoSuministros Vic, entonces concesionario de la casa Pegaso. Con esto, surgió la idea de pedir a la casa Pegaso que les dejasen un camión para la expedición, a cambio del patrocinio de la marca durante el viaje y la publicidad que esto suponía. Pegaso aceptó poner un camión a su disposición y financiar buena parte del proyecto. El papel de AutoSuministros Vic en esta decisión fue muy importante, tanto de Martí Calle como del entonces gerente de la empresa Ramon Terradellas Relats que, como comenta Puigferrer, “sin su intercesión difícilmente hubiésemos podido disponer de aquel vehículo”. Una vez conseguida la cesión del vehículo, solamente les faltó equipar el habitáculo, que sería su casa ambulante durante los 3 años del viaje. Gozaba de literas convertibles en sofás, armarios y estantes para cada uno de los seis integrantes del equipo, cocina de gas para preparar las comidas, máquina de lavar eléctrica, congelador nevera, botiquín, caja fuerte, rádio-cassette, ducha, generador de 220V, conjunto de vajilla, una moto cedida por la casa Montesa, cámara fotográfica y cámara de cine de 16 mm. Como pueden ver, un auténtico equipamiento caravanista!

camio per dins

Cuarenta años después de la salida de este largo viaje, Toni Coromina se reúne con los protagonistas de la operación para redactar una crónica exhausta de cada detalle, impresión y contexto histórico de la época. Pueden consultar el articulo completo pinchando aquí.